Los empleados felices hacen una empresa feliz

 En Otras

Es una hermosa mañana de lunes, pero te sientes triste al entrar en tu oficina, haciendo una lista mental de las cosas que tienes que hacer. Saludas a tus compañeros, quienes están tristes también, con la cabeza agachada. De repente uno de tus compañeros te sonríe, y tu le devuelves la sonrisa. Eso es lo único que él hace -una sonrisa- para que sonrías y te relajes un poco.

Una sonrisa es también un gran desestresante, y eso es una razón más por la que debes sonreír en la oficina, especialmente si estás teniendo un día estresante. Es igual de importante ser feliz en tu trabajo tanto como en tu vida personal y aquí te decimos el por qué:

1. La felicidad aumenta la productividad: Sonreír y la felicidad suelen ir de la mano. El primer síntoma de estar alegre es una sonrisa en la cara, y, probablemente, una canción en los labios. Además, ser feliz te hace un 12% más productivo, según un estudio realizado en la Universidad de Warwick, Reino Unido, en 2014. De acuerdo con uno de los economistas que dirigió el estudio, los trabajadores más felices utilizan el tiempo que tienen de manera más eficaz, aumentando el ritmo al que pueden trabajar sin sacrificar la calidad. Cuando eres feliz, una energía positiva te llena, y eso se traduce en más trabajo en menos tiempo. También saca a relucir tu lado más creativo. Así que hay que sonreír más. ¿Por qué negar algo que es tan bueno para ti?

2. No ser un cascarrabias: Cada oficina tiene un Don Cascarrabias o Doña Cascarrabias, que nunca es feliz y no tiene ni una sola cosa agradable decir. Nuestro estado de ánimo y nuestra actitud afecta a los que nos rodean. Si a menudo te quejas, tus compañeros pronto empezarán a evitarte. Así que, sonríe y estate alegre. Te ganarás el cariño de tus compañeros, y serás un punto de luz en un ambiente triste. La mera mención de tu nombre hará sonreír a la gente, ya que se acordarán de lo que sienten al estar cerca de ti. A la gente le va a gustar trabajar contigo, o para ti. Por lo tanto, un jefe que es amante de la diversión, que es accesible y que elimina los malos rollos es probable que obtenga mejores resultados que el que está de mal humor y es exigente.

crm11

3. Sonreír puede eliminar la tensión: En caso de que te encuentres en una situación en la que los ánimos están volando, una sonrisa puede rescatarte. Recuerdo una situación en la que un editor mantenía una reunión con su equipo y estaba señalando los errores cometidos en el periódico del día. Con cada página que pasaba, su voz se elevaba más y la sala se llenaba de tensión. Finalmente, un miembro del equipo miró al editor, le sonrió y se disculpó educadamente. Esa simple sonrisa rompió la tensión. El editor se suavizó y cambió de tema.

[Precaución: si sonríes en el momento incorrecto, puede ser fácilmente malinterpretado por el sarcasmo o la arrogancia. Se aconseja discreción!]

4. Crear un ambiente positivo: El teólogo Albert Schweitzer dijo: «El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito». De esta forma, la felicidad debe ser una parte integral de la cultura del trabajo. Sonreír es contagioso, y cuando todo el mundo está sonriendo, se crea un ambiente positivo. Incluso si hay algunos empleados que no son felices, la positividad general les subirá el ánimo. La productividad global aumentará y la empresa prosperará, creando así más razones para que los empleados sean felices. Es un círculo vicioso, los empleados felices hacen una empresa feliz.

¿Qué hacer cuando estás triste?

Incluso en un ambiente alegre, todo el mundo puede tener un mal día. Así que, ¿qué haces cuando estás triste?

Esfuérzate en sonreír. Si bien la sonrisa puede parecer un efecto de la felicidad, a veces el acto de sonreír puede hacer que te sientas feliz.

 

 

Publicado en el Blog de zoho por Nanya Srivastava.

SUSCRÍBETE AHORA!
Mantente informado con nuestras noticias y novedades.
  No compartimos los datos con terceros.
CONOCER ZOHO CRM